14 ago 2020 |Suscríbete al Newsletter
  • |

nombre Protegiendo el cielo nocturno y difundiendo la astronomía

La Declaración Starlight, más viva que nunca

En su décimo tercer aniversario esta Declaración en Defensa del Cielo Oscuro demuestra que tiene más seguidores que nunca.

22 abril 2020

Trece años después de su proclamación el 20 de abril de 2007 en la Palma, la Declaración Starlight en Defensa del Cielo Oscuro celebra que sigue estando más en vigor y sigue siendo más necesaria que nunca. Así lo han manifestado representantes de la Fundación Starlight tras proceder ayer a su lectura al finalizar la sesión del Festival Starlight, que continúa celebrándose online esta semana.

La Declaración Starlight fue renovada en abril de 2017, durante su décimo aniversario, celebrado en el congreso Preserving the Skies en la isla de La Palma. Representantes de las instituciones firmantes de la Declaración Starlight se reunieron entonces para ratificar su pleno apoyo a la misma y redactaron un documento de resoluciones que leyó la poetisa Elsa López en la clausura del congreso. En este documento, el mismo que fue leído la pasada noche previo al ‘Apagón Starlight’, se ponen de manifiesto los siguientes puntos:

1. Reconocemos la plena vigencia de la Declaración Starlight, adoptada en la Isla de La Palma en 2007, y animamos a toda la población, a las comunidades locales y a los gobiernos, a adoptar sus principios y guías de acción.

2. Recordamos la necesidad de proteger y recuperar el cielo estrellado como único paisaje cultural común de la humanidad.

3. Pedimos a los astrónomos y a las instituciones científicas de quien dependen los observatorios que se esfuercen con constancia para conseguir que los habitantes de las comarcas donde se ubican, los sientan como suyos, vivan con orgullo sus logros y extraigan las ventajas culturales y económicas, explotando positivamente las posibilidades de la Iniciativa Starlight.

4. Ante la contaminación creciente de los cielos sobre los observatorios astronómicos profesionales, urgimos a los gobiernos concernidos a que dicten regulaciones de protección eficaces para estas áreas de especial interés científico, abiertas a la cooperación internacional. Preservar su calidad astronómica es necesario para el devenir de la Ciencia, e imprescindible para su instrumentación avanzada, complemento indispensable de la observación espacial.

5. Instamos a las autoridades medioambientales y a los responsables de las áreas protegidas, que abarcan el 15% de la superficie del planeta, a tomar urgentemente las medidas necesarias que permitan garantizar las condiciones de luz natural nocturna para asegurar la integridad de los ecosistemas, los hábitats y la vida de las especies.

6. Reconociendo que la luz artificial es un derecho, una necesidad y una responsabilidad que atañe a todos, que contribuye al desarrollo, a la seguridad y al bienestar, animamos a la población, a las autoridades locales y a la industria a optar por soluciones de iluminación inteligentes y sostenibles; y advertimos de los peligros de algunas luminarias LED, con exceso de emisión en el rango azul del espectro, para la salud, la biodiversidad y el medio ambiente. Por lo que hacemos un llamamiento a las autoridades medioambientales, sanitarias y a los profesionales de la salud para que alerten de los efectos perniciosos de la contaminación lumínica y, en particular del impacto de la luz blanca.

7. Animamos a tomar todas las medidas necesarias para sensibilizar al público sobre los problemas y las soluciones de la contaminación lumínica, en particular mediante la educación, ya que los niños de hoy serán los líderes y los responsables del mañana. Educar a nuestros hijos sobre la importancia de preservar el acceso de todos a un cielo nocturno no contaminado, ayudará a asegurar la sostenibilidad de la luz de las estrellas como un bien común.

8. Instamos a los gobiernos y agencias internacionales competentes a incluir la contaminación lumínica en sus catálogos de agentes contaminantes, así como poner en marcha las disposiciones relativas a su prevención.
Asimismo solicitamos a la UNESCO y a sus instituciones de investigación asociadas a incluir este esfuerzo en el marco de la Agenda 2030 de Naciones Unidas.

9. El derecho al uso y disfrute de los cielos límpidos es un vector de desarrollo sostenible, particularmente en regiones aisladas y desfavorecidas. Por ello, invitamos a las comunidades y emprendedores locales a aprovechar este recurso y desarrollar las oportunidades culturales, educativas y turísticas que ofrece el cielo estrellado, apoyándose en herramientas tan eficaces como las certificaciones Starlight.

10. Instamos a alinear cualquier actividad relacionada con la preservación de los cielos con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Naciones Unidas; especialmente con el desarrollo y bienestar de las comunidades, la protección de la biodiversidad en la tierra y en los océanos, el uso sostenible de la energía y la mitigación del cambio climático.


La Fundación Starlight invita a todo el mundo a unirse a la Declaración Starlight, tanto a nivel particular como público, y hacer del movimiento Starlight una ola imparable para defender nuestro cielo oscuro.

Noticias Relacionadas

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.fundacionstarlight.info se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.fundacionstarlight.info

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.